martes, 19 de junio de 2007

LA VIDA DEL HOMBRE

Cuántas veces nos preguntamos: ¿Quién soy de dónde vengo? ¿Hacia donde voy... Dónde está el principio y dónde el final? Tenemos muchas preguntas y pocas respuestas. Pero no estamos solos...
El creador de todas las cosas, de los cielos y la tierra y aún de nuestras vidas, camina a nuestro lado. Él es el Dios invisible y en la persona de Jesús, nos acercamos a Él por la fe.
Este Dios bueno y lleno de misericordia es el que da la vida y cuando quiere... Pide la vida
Antiguamente los hombres vivían como Adán, hasta 930 años, o como Noé 950; luego Dios redujo la vida del hombre hasta 70 años y en los más robustos 80.
Bastante son los años del hombre sobre la tierra, sin que éste logre entender la eternidad que Dios puso, en su corazón... ¿Qué quiere decir esto? Dios nos ha creado eternos, nuestra alma y espíritu, no mueren nunca; viviremos con Dios o lejos de Dios, depende de nuestro acercamiento a El en ésta vida. Hoy... Debemos caminar hacia El por medio de la fe y por medio de Jesús, quien pagó el rescate de nuestros pecados y desobediencia que arrastramos desde Adán.
La perfecta voluntad de Dios, es que el hombre viva muchos años y vea a sus hijos y a los hijos de sus hijos hasta la tercera y cuarta generación, que viva mucho y sea feliz, que coma del pan, goce de los suyos y muera en buena vejez.
Dios no se agrada de la muerte del joven, aunque por causa de la maldad a veces, tiene que pedir la vida antes de tiempo. Muchas veces no comprendemos el misterio por el cual Dios permite, en muchos casos, tener que partir antes de tiempo, como Cris Miró un sodomita, Rodrigo, un cuartetero o Rene Favaloro, un gran científico.
No es una desgracia morirse... Una desgracia es haber vivido en esta tierra, pasar por ella, y no haber hecho nada en lo espiritual por nosotros mismos. Una desgracia es tener algo aquí y no haber hecho nada para la eternidad que nos espera.
Sabías que la vida del hombre es como una sombra que se va? Si ... Muy pronto dejaremos de hacer sombra y tendremos que presentarnos ante Dios a rendir cuentas, de todo lo que que hicimos en nuestro cuerpo, sea bueno o sea malo. Si Dios te da vida y salud, debes ser agradecido por ello, pararte en el camino de la vida, meditar y levantar tus ojos hacia Dios; de quién viene el poder y la salvación... Hoy es día de volver a Dios... Hoy, es el mejor día de tu vida, luego no tendrás excusa y quizás hasta sea demasiado tarde. Dice la Santa Biblia, que los ojos de Dios, contemplan toda la tierra, para mostrar su poder, a favor de los que tienen corazón perfecto para con El.
No desperdicies la oportunidad que Dios te da
ORACIÓN: Señor, ayudame a vivir cerca de Ti, haz el milagro de salvación que tanto necesito, creo en Jesús y por la fe, recibo su perdón, a través del sacrificio de la cruz.